miércoles, diciembre 07, 2005

Pasen. Pasen y siéntense... ¡marchando!




soul-cafe
©Frank-Morrison


Pues sí, se aprenden muchas cosas cuando uno se aburre. Por ejemplo leyendo el Washington Post del día cinco de diciembre, se aprenden las bondades del café and del té. Por supuesto que el Washington no se lo estaba inventando, claro que no: se basaron en las conclusiones de un estudio realizado sobre una muestra de 10.000 personas. De dicho estudio se desprendía que aquellos que tomaban dos tazas de café o té (incluso más) a diario, rebajaban a la mitad el riesgo de desarrollar una enfermedad crónica de hígado; (¡vaya!, dijé yo, yupiii yupiii yaaaa, ahora resulta que se reduce a la mitad el riesgo de acabar teniendo mucha «pupa» en el susodicho).

Una noticia que puede ser cierta, o no, vaya usted a saber, pero que a los muy cafeteros (cambiar té por café -porque mezclados... no sé yo-) les habrá colmado de alegría. Y a los mercachifles que importan, exportan, envasan y venden tales exquisiteces, también, supongo. Y mientras meditaba en lo que entendía (no lo entendía todo) sonreí al pensar que sería el colmo que, finalmente, tuviera razón un amigo mío que dice que el día que se recupere la cosecha de tabaco de Virginia será cuando nos enteremos de lo buenísimo que es fumar. ¿Podrán entonces, me pregunto, querellarse contra alguien los pobres fumadores acosados por los nofumadores, sus respectivos gobiernos, y las mil y una prohibiciones que los amenazan desde que se levantan hasta que se acuestan (ojo que fumar en la cama puede ser muy malo para la salud, y más si hay que hacerlo escondido debajo de la sábana y el “enredón” -que dicen por diversos lugares del sur de mi querida España-, etc.) No no , yo hace tiempo que dejé de fumar, pero soy comprensiva pues, aunque fumaba poco, me costó. No me costó dejarlo, sino convencerme de que podía hacerlo. De que no dolía.

Bueno, pues esta es la buena noticia de hoy. Quizá haya otras, pero a mí me gusta el café y como me ha dicho mi médico que no sube la tensión, y por su culpa me había quedado sin excusa... me he encargado de proclamar -pasillo adelante, pasillo atrás- la noticia. Y sí, podéis hacer uso de ella :) es dominio público.

¿Cuántos años habrán estado estudiando a las 10.000 personas. ¿Mentirían éstas? Hmmm.
Para eso está la sabiduría popular: «A buena gana de bailar, poco son es menester». Ya, ya sé que no tiene nada que ver, pero es que, como yo tampoco necesito mucho son... Pues eso.

Buenas noches...

2 Comments:

Anonymous felipe said...

no lo dudes, cuando el tabaco se produzca en USA, sea rentable, genero muchos dolares a los cultivadores americanos, entonces el tabaco no será tan nocivo; ... así pasó con la marihuana, cuandola produjeron en USA, levantaron las restricciones para su consumo y la encontraron incluso terapéutica.

3:10 p. m.

 
Blogger UMA said...

Que yo no fumo, no tomo tè y cafè casi nada...no sè que diràn de què diablos me salvo con eso,
pero me parece todo tan...tan...
que ya ni me importa lo que nadie diga sino lo que tengo ganas de hacer...
Besazos de feriado

Nos estamos viendo, nè.

1:57 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home