sábado, noviembre 05, 2005

Distancia o «teorema de la función inversa»




«Ahora estoy cerca». «Ahora estoy lejos».

así nos lo explicaba Coco en Barrio Sésamo

(pero, cuando mis pensamientos
tienden a no unirse a la palabra y quedan extrañamente huérfanos,
no me sirve: me urge aferrarme al rigor
de mis definiciones
para no caer en el voluble vacío de opiniones ajenas

(distancia:
contraluz que dibuja nuestro perfil sobre la arena, sus fronteras
-días de mareas-

(distancia: completitud:
mis ojos y tus ojos,
mis gestos y tus gestos
mis manos y tus manos; mi sonrisa

(eternidad:
-una muerte real apenas ensayada-
amar. amar en blanco y negro o en azul
amar. amarte. que me ames. amar intensamente
para que no me olvides y para no olvidarte

(distancia o «teorema de la función inversa»
sucesión de imágenes en busca de su límite
entre cuatro cantoneras de tu álbum: mi frontera.

«Ahora estoy lejos». «Ahora estoy cerca».


indah

6 Comments:

Blogger Eugenia Arrés said...

Uno está lo cerca o lo lejos que deseeemos estar. Siempre podemos arrojarlo todo fuera, uno mismo incluido, y encaminar nuestros pasos al lugar que anhelemos.

¿Y qué hace falta para amar una eternidad? ¿Es eso posible?

9:38 p. m.

 
Blogger Thalasos said...

Dentro o fuera, arriba o abajo, tu mitad clara.
La oscura en 15 días. Tal vez en apenas 14.
El ciclo de la luna nos pervierte y previene.
Reir, amar, triunfar y desoir.
¿Acaso triunfa la maraña por ser evidente?
El peine la precipita al Vacio. Nuestra osquedad vence.
Por cierto, ¿De qué estaba hablando?
Te quiero extraña, te quiero, extraña.
¿De qué estaba hablando?
Joder, me meto en tú página y me creo León Felipe.
Feliz domingo. Felipe.
Apenas chullas de Domingo quedan a estas horas.
Bueno, pues feliz jamón.
Chullas de jamón de domingo.
Amiga Indah.
Have a nice time.
Que disfrutes.
¡Letrillas a nosotros!
Con lo que nos queremos.
¡Mierda de letrillas!
¡QUÉ RAZÓN TENIAS!

10:48 p. m.

 
Blogger Thalasos said...

Un día me cuentas lo de Cartz.
Para saber más.
Sólo.
Saber.
Y yo te cuento de otras cosas.
Para cambiar cromos.
No más.
Bueno, que me voy a cenar.
A cenarme.
¡Broma!
Joder con las letrillas. Ni que fueran galletas de la suerte.
¡Pues mira, por listo, ta tocao!
msgnqkdr

11:01 p. m.

 
Anonymous felipe said...

siempre somos objeto y sujeto, espejo y presencia

5:07 a. m.

 
Blogger indah said...

Se bienvenida, yeyu, tú y tus bellos sueños :)

Sí, uno está lo cerca o lo lejos que es capaz de estar, no sé si lo que es capaz de desear. ¿Es posible amar una eternidad? Difícil pregunta. Puedo responderte que yo espero que sí :) Hasta cuando gustes.

-------------

¿De qué estabas hablando, thalasos? Hmmm... de que no has pagado la factura de la luz (creo :))
Qué peasho poeta León Felipe, caray.

Para ser sincera mis "letrillas" ahora huelen la mar de bien, es cuestión de pensar en Loewe :))

Hmmmmmmmmm............ jamón, y yo con un bocata de mortadela (sin aceitunas, para mayor INRI :)

Gracias por hacerme sonreír. Gracias.

10:47 p. m.

 
Blogger indah said...

Cachis en los mengues :))))) que se me ha olvidado ¿qué quieres saber de Carzt? Es que yo no sé mucho pero le puedo preguntar a un amigo, y luego tú te haces el despistado, como si yo fuera quien lo sabía, y me cuentas otras cosas.
Para cambiar cromos :))

¿En serio? ¿Y qué te decia la galletita de la suerte?

--------------

Felipe, consigues que me quede pensando. No será hoy, mañana madrugo y ya noto la hora que es, me he levantado tempranísimo, pero pensaré: siempre somos objeto y sujeto, espejo y presencia. Sí, es muy posible.

Buenas noches a ambos :)

10:54 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home