jueves, octubre 13, 2005

A ver si de una vez te enteras




Lo imposible es que haya gente que aún merienda
su mentira de pan con "miermelada",
su leche calentita y sus dos valium.

Belén Reyes





A ver si de una vez te enteras:
mi cuerpo es una empalizada frágil para atracar tus naves;
tus simbolismos no me sacuden como a una alfombra persa,
y me importan lo mismo
que el
«persa» de tu gato (es decir: nada).

Deja de rescatarme «hombre Z»
como si fuera una flor tirada en la basura;
y a ver si de una vez te enteras: a mí
todo me parece posible, hasta que existas y que me des la lata,
lo imposible es que haya gente que aún merienda
------- su mentira de pan...
así que, deja en paz mis brazos disfrazados de sombra,
deja en paz mis piernas disfrazadas de panty,
y deja en paz mis... ¡en fin!, no entremos en detalles.

Llegados a este acuerdo, yo, desataré tus manos
------- tan «de pulpo»,
destaparé tu ojos,
------- tan «mirados»
y te devolveré tu voz
------- tan «mierducada».

Tus intenciones,
------- ésas tan «mal(n)asidas» ellas y mal acostumbradas
a su leche calentita, su pan con
«miermelada», y sus dos valium,
no las tengo.

Si necesitas algo, y puesto que te sobra,
cómprate una farmacia, un restaurante chino, o... ¡yo qué sé!,
una granja.

Así estarás servido.



indah

10/2003

4 Comments:

Anonymous felipe said...

por la descripción subterránea, me temo que no le dan las neuronas para darse por enterado, pero quizás...no pierdas las esperanzas

10:07 p. m.

 
Blogger UMA said...

Ya espiè a Belèn Reyes y me deleito con las dos, hoy, me encanta indah, me encanta (y ya sabès) especialmente estos en que mostràs una fuerza enorme, sin tristeza y hasta me despertàs sonrisas, un cierto regocijo, raro de explicar...hay como un sentido del humor 'especial' acà...
Gracias y me trajiste a Hombre pequeñito, què bueno es:
"Estuve en tu jaula, hombre pequeñito,
hombre pequeñito que jaula me das.
Digo pequeñito porque no me entiendes,
ni me entenderás."

Besazo , ya sabès que vengo.

2:32 a. m.

 
Blogger indah said...

Pues no, pobre, las neuronas no le daban para darse por enterado. Pero yo soy convincente, Felipe, te lo aseguro. No soy feminista, no, en absoluto, pero no hay nada malo en ser femenina: no me disgusta un hombre sea consciente de que yo soy mujer, pero de ahí a que se erija en mi salvador o en "justiciero de mujeres"... media un abismo.

10:08 p. m.

 
Blogger indah said...

Me alegra haberte descubierto a Belén Reyes. A mí me encanta :) Bueno, no hace falta que lo diga, se nota.

Verás, a pesar de lo escrito, creo que hay una inmensa mayoría de hombres que, si son como son, es porque una mujer -su madre- lo ha educado de esa forma. Somos nosotras, las mujeres, las que debemos educar a nuestros hijos en el respeto y en la igualdad, y en la colaboración, y en la libertad de sentimientos. Difícil papel el de una madre, más si el padre no colabora en esa enseñanaza. Difícil, sí, pero ese cambio es necesario. Muy necesario, para que no aceptemos como normal lo que no debe de ser normal :) Yo no pierdo la esperanza, creo que alguna vez las mujeres entenderemos que está en nuestras manos.

10:15 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home