lunes, octubre 03, 2005

Eclipsada

Me he sentido muy mal cuando en cierto momento la luz no era la que, para mí, debía ser.
Vale, la naturaleza se rige por sus normas, por no decir que tiene derecho, y yo debía estar preparada para lo que iba a ocurrir. Pero el espacio me atrae tanto como me supera.
Ha sido divertido -no tenía gafas- proyectar la imagen sobre la arena.
Luego me las han prestado.
Me he preguntado si entre mis prioridades debería está ver el siguiente... Sinceramente me respondido que no. Ahora estoy preocupada, no sé si la respuesta debería haber sido *sí*.

2 Comments:

Blogger UMA said...

Un si implica un riesgo, pero un no tambièn...la clave es saber decir 'si'o 'no' a tiempo...(de què no sè...)
Siempre opto por arriesgar, aunque evalùe hasta el hartazgo lo que sè puedo 'perder'... y si estoy dispuesta:)
Igual creo que nunca es tarde para nada cuando se actùa desde el propio centro.
Besazo, guajina, me ha gustado mucho.

10:18 p. m.

 
Blogger Carz said...

Vaya, a mi me ha pasado lo contrario.
Esperaba magia y encontré algo parecido a un día nublado... Utilicé cuatro radiografías que me hicieron y al final conseguí vislumbrar el eclipse entre lo que una vez fueron mis riñones (bueno su imagen en la radiografía, claro) y primó la sensación de haber sido (una vez más) víctima de los objetivos comerciales de los medios de comunicación de masas. En fín, que lamento haber perdido el sueño que tenía cuando sonó el despertador quince minutos antes del prometido eclipse (tengo hábitos nocturnos, me suelo acostar muy tarde).
Creo que me abstendré de presenciar más eclipses... salvo que tengan la deferencia de ocurrir de noche :-)

2:42 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home