martes, octubre 18, 2005

Exposición en blanco y negro


Hoy, que todavía me siento diciembre contenido, apretado de nieves y de musgos; hoy, que velo de domingo a domingo, y añoro mi inconsciencia: aquella que me dormía el lunes por olvidar el lunes, y amanecía cada mañana siendo viernes. Hoy, que me pregunto por qué no tengo por corazón un poema y por manos dos ramas carcomidas, si para menos sirven.

Hoy, sí, hoy que me hago inútiles preguntas, ésas que nunca hacen los muertos: porque los muertos no preguntan, niña, como preguntas tú; ni muerden los sudarios, ni sus labios repiten con Cirlot, lo que Cirlot decía: «Hoy lo recuerdo muriendo yo, muriendo tú». Pero tampoco ellos te tienen por conciencia, y tú, que sin permiso te eriges en la mía, has desgastado el sol — amarillento cuervo— y ahora, que es completamente luna, tu nombre (impronunciable) me hiere las encías como si masticara cardos.

Cuatro listones y un mísero cristal son suficiente para cubrir tu rostro, pero sigue lloviendo ceniza negra sobre tu piel apenas estrenada, y no puedo dormir porque me miras; me miras, intensa, profundamente.

(Tú: exposición en blanco.
Yo: exposición en negro.
Ellos: exposición en negro.

Mi insomnio: exposición en negro.

Exposición en negro las larguísimas sombras del hambre y de la guerra.
Y no termina el año, y no termina de amanecer el día. Y no termina.)

--------Si al menos cantara el grillo tres veces. O dos.
Si al menos cantara una.
Pero no canta, y sin raíces (muriéndote, muriéndome)
¿cómo florecerá la Primavera en mis macetas de cartón,
si en el laurel enmudeció su canto la paloma?


indah

7 Comments:

Blogger Carz said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

9:29 p. m.

 
Blogger Carz said...

"Cuatro listones y un mísero cristal son suficiente para cubrir tu rostro"

No, amiga mía, no. Su rostro no se cubre con cuatro listones y un mísero cristal, al igual que tus palabras no quedan circunscritas a su tinta. Su rostro pervivirá en ti toda tu vida, y, de una manera difusa e inquietante, en los que amamos tu poesía.

9:30 p. m.

 
Anonymous felipe said...

tus palabras que son cristales siempre con nuevas perspectivas

12:46 a. m.

 
Blogger Mar said...

"¿cómo florecerá la Primavera en mis macetas de cartón,
si en el laurel enmudeció su canto la paloma?"

Es tan difícil escoger entre tus palabras que tendría que dejarlo todo pero... Este final me encanta.

Qué gusto tenerte y saber que siempre hay un regalo tuyo en esta libretilla.

:************

2:42 p. m.

 
Blogger indah said...

Gracias Carz. Generalmente cuando ya ha pasado un tiempo y leo lo
escrito, me sorprendo; y no es solo porque vuelva a sentir aquello que, quizá sin ser totalmente consciente me causó una fuerte impresión, sino porque es cuando soy plenamente consciente de cuánto me impresionó. Espero que tengas razón y su rostro perviva en mí y en cada persona que visitó la exposición, porque
-ojalá- haber visto sus rostros nos ayudará a recordar nuestro origen: animales sí, pero racionales, y por lo tanto, responsables de nuestras acciones.

9:22 p. m.

 
Blogger indah said...

Gracias Felipe. Ojalá tuvieras razón. Ojalá.

9:24 p. m.

 
Blogger indah said...

"Qué gusto tenerte y saber que siempre hay un regalo tuyo en esta libretilla."

Alguién acabará matándome por llamar a algo tan serio como "cuaderno de bitácora" o "blog", libretilla. Harán mal, porque es con todo respeto ¡me encantan las libretillas! Hay muchas emociones, y de distintos tipos, pero una muy especial -para mí al menos- es comprarme una de las pequeñinas, cuadriculada, con su tapa roja, o amarilla, o azul, o verde, y ver la primera hoja en blanco, creo que tengo, pufff.., algunas terminadas, otras a medias y otras con sólo la primera hoja escrita. También fue muy emocionante cuando hice un curso de encuadernación; no te puedes imaginar lo que disfruté :) Yo hacía mis propias libretillas, las encuadernaba con el papel del color que yo quería (o lo pintaba). Bueno... fue una etapa estupenda, artística, y muy divertida. Claro que no tengo ninguna queja de la de ahora, estupenda también, eso sí, más lógica que la otra. Jo, no quiero quejarme :)

Gracias, Mar, mis macetas de cartón son eso, de cartón, pero importantes para mí. También tengo una con una planta de violetas (esa es de verdad :)

9:41 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home