sábado, abril 15, 2006

Y tú, casi me amabas





Y aún no había despertado de su letargo cósmico
la conciencia redonda de la tierra.
Y aún el beso primigenio en sus entrañas profundas y recónditas,
se abismaba en aquel hacia dentro, hacia dentro,
en que se pronunció la vida: caracolas y espuma blanca,
el nácar de las conchas fue su cuna,
arrullos de ola y viento, amor de viento y agua, fue su nana.

--------Y en aquel allí en el que tú ya eras
-y ya casi me amabas- surgiendo del big ban o de otra dimensión,
o de otro tiempo que nadie había inventado, un pensamiento
(quizá una célula)
afanado en ser fértil, ser verde, ser hierba, sólo hierba,
reptaba en pos del trazo exacto de tus manos al dibujar mi cuerpo.
Y conquistaba ríos. Y cruzaba desiertos y montañas
como un funambulita de sueños:
jugándose la vida en cada intento,
jugando con la vida a ver quien gana.

Y cuando ya casi, casi, me amabas,
me descubrí en su esencia; descubrí su esencia en mi esencia
y una condena a muerte escrita en el polvo pegado a mis talones.
Ahora lo sé. Ya no me engañas Tierra.
Soy parte de ti, de tus cenizas; parte de tu ancestral memoria.
Soy sólo un universo girando en mi universo,
y gravitando mientras que tú gravites, esperaré en tanto que tú esperes.
¡Pobre crisálida,
que ignorando que ya no había nubes, que ya no habría agua,
que ya no había nada -polvo y tierra- inventó primaveras!
Y nacida entre las caracolas y entre la espuma blanca
-el nácar de las conchas fue mi cuna, arrullo de ola y viento fue mi nana-
clamo, suplico, exijo al cielo el agua que me falta,
exijo que inunde este infernal desierto; que me anegue;
que me convierta en barro: que necesito un cuerpo,
que necesito un alma;
que en esta sinrazón, y en cada giro interminable en el que vivo, muero,
porque no puedo olvidar, amor,
que tú..., casi, casi me amabas.


indah

8 Comments:

Blogger UMA said...

Y yo me paro y aplaudo.
simplemente:
GENIAL

2:34 a. m.

 
Blogger Poliédrica said...

¡Qué bueno!

11:31 p. m.

 
Blogger Víctor Manuel Ramos said...

Concuerdo: estas oraciones te salieron intensas.

4:52 a. m.

 
Blogger indah said...

Gracias, uma :)

11:16 p. m.

 
Blogger indah said...

Gracias Pliédrica. Algún día (espero) conseguiré cambiar alguna cosilla (redondearlo, que dice un amigo, ¡si será iluso! De momento no consigo cambiar ni una coma de las que estén mal puestas :) Y fijo que son más de una y de dos... Un amigo me lo envío, no corregido, sino tal y como él lo 'sentía'. Quizá tenía razón, pero yo he aceptado humildemente que lo que escribo debe tener vida propia y rara vez se deja corregir :)

11:22 p. m.

 
Blogger indah said...

¡Hola Víctor! :)

Ay, he escrito tantas veces (hoy) gracias, que no sé si repetirlo. Sois tan generosos conmigo que me suena a poco :), como si fuera un 'gracias de alpaca' (¿Se nota que me han hecho trabajar en casa hoy?, puff, no sé que voy a hacer con mis uñas, la única opción sería pintármelas de rojo vivo, pero... lo malo de tener que enviar prácticas en Modula y en C es que las uñas han de estar cortas. Y cortas y rojas... mal, muy mal :)

Gracias :)

11:28 p. m.

 
Blogger Poliédrica said...

Gracias a ti, In :)
Precisamente lo que más me gusta de tu escrito es que transmite mucha emoción a través de una estructura muy adecuada para el caso, cosa que yo particularmente admiro mucho, ya que normalmente soy incapaz de encontrar la estructura adecuada para mis escritos, una que responda a unos parámetros más "profesionales". Por ahora surgen como surgen, ¿se prestarán algún día a ser domados? Lo veremos ;)

Felicidades por tu escrito, tienes aquí una fiel admiradora-lectora.

2:26 p. m.

 
Blogger indah said...

Hola Poliédrica. Te agradezco mucho lo que dices. Bueno, es difícil explicar lo que pienso sobre La Poesía sin que me miren como si estuviera loca, pero así lo creo. No somos nosotros quienes elegimos, es ella. Ella nos elige, y no lo hace a tontas y locas. Y ella nos usa, y nos utiliza. y nos exprime, y nos hace sufrir, y nos empuja para que encontremos la palabra adecuada, y nos destroza cuando no la encontramos porque nos exigirá, pues está segura de que no se ha equivocado, que luchemos cuanto haga falta para “expresarla”. A veces... puff. Pero, me temo que es inútil negarse :))

11:31 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home