viernes, enero 06, 2006

Jo, que hay para todos :))

Uff... menos mal que han dado con el sitio. Y menos mal que me han hecho caso.

Pues sí, nos han dejado un detallito; algo es algo. :)

Desde luego que yo he colaborado: mientras daba instrucciones a un amigo que quería aprender, yo fui tiñendo papeles –no iban a ponerlo todo los Reyes, ¿verdad?-, pues eso, yo puse mi parte: teñí los papeles, para forrar las cajas de los chicos, y "pinté" otros (sobre engrudo coloreado de “celeste”, para las chicas :)) Luego, los Pajes de los Reyes se ocuparon de confeccionarlas y terminarlas, aunque eso era lo de menos; lo de más es que son los Reyes Magos quienes las han "concedido" la magia que necesitaban. Y aunque vienen con instrucciones, yo os las resumo:

como se trata de una Caja Mágica, no tenéis más que abrir la tapa y echar dentro de ella lo que os apene, disguste, duela, moleste, fastidie, y, especialmente, os haga sufrir. No importa que sea antiguo. No importa que sea nuevo. No importa que sea propio -no olvidéis que somos los que más solemos fastidiarnos a nosotros mismos-, o que sean provocados por otra(s) personas, u otra(s) circunstancias. ¡Adentro con ello!

Ea, echarlo y cerrar la caja. Si confiáis, si estáis seguros de que de ahí no va a salir de nuevo, cada vez que, por la razón que sea tengáis que volver a abrirla, comprobaréis que está vacía: aquello que guardaba ha desaparecido.



PRECAUCIÓN

No abrirla nunca sin un motivo justificado. Las cajas no admiten más que aquellos pesares que mirando en lo profundo de nuestro corazón, podamos asegurar que de verdad de verdad, de verdad, de verdad, son penas.

(Ahhhhhh.... sólo podéis coger una caja por persona, ¿eh? ¿Vale? Pues eso, cada uno la suya.)

2 Comments:

Blogger Carz said...

Ay, indah, ¿y no sirven para que uno pueda deshacerse no de la pena en sí, sino de la necedad que hace que duela lo amado?
¿Sí? Gracias, sabía de tu pericia.

Un abrazo

Carz

2:29 p. m.

 
Blogger indah said...

Sí, porque ésas son las peores: las que más nos lastiman :)

8:05 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home