martes, noviembre 13, 2007

Delicatesse

Podría hablar contigo, o de ti,
te gustaría, lo sé,
mientras desclavo palabras de mi memoria y las crucifico,
abiertos sus brazos de palabras manidas, en la mesa:
«así se va la tarde, o se me va»
-bueno, algo por el estilo-.
Podría, incluso, disculparte.
Pero hoy estoy silente. Y demasiado cansada.
Así que, si se va la tarde (como si te vas tú),
que cierre la puerta con cuidado; que no me sobresalte.
No elegí náufragos a los posos de té de mi taza
(náufragos luchando por salvarse de la brusca marea de mis manos),
pero si dejo de mantenerlos a flote, si como un dios vulgar y vengativo
concedo a mi dedo pulgar el privilegio de condenarlos de nuevo al oleaje,
aunque son transitorias mis huellas -las de mi yo huido- en el averno,
también podría (antes de condenarte) mirarte a los ojos.
Y no te gustaría.


indah

3 Comments:

Blogger Carz said...

Presuponer lo que al otro no le gustaría es una forma común de equivocarse.

Descansa, la tarde y él cerrarán la puerta con cuidado, pero sólo hasta mañana.

Un beso.

1:48 a. m.

 
Blogger indah said...

Por suerte para todos nosotros, es tan común como antigua, si no hubiéramos sido capaces de presuponer qué iba a hacer el 'Dino', seguramente nos hubiera comido : )

Pero aquí estamos, ¿ves? Todo va bien: España ha marcado su segundo gol; o mal: ha perdido Rafa Nadal; o bien: Noviembre empieza a comportarse como tal; o mal: yo, a pesar de tus buenos consejos, sigo presuponiendo.

Buenas noches 'papi' Carz : ))))

indah

11:21 p. m.

 
Blogger indah said...

¿Viste?, España acaba de marcar el tercer gol : )))

11:23 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home