domingo, octubre 28, 2007

PERSONÆ (bocetos III)

Hoy que los ojos se vuelven hacia dentro y no encuentran la imagen
minuciosa
que perdieron un día de pájaros azules,
ni la escritura apócrifa
ni aquel a bocajarro de imperfecto pretérito,
puedo fingir que nada me importa.
Puedo, incluso contra todo pronóstico,
fingir que no me importas tú
que te empeñas en existir entre el sístole y diástole al que mi corazón se obliga:
y aunque una soledad de gestos ajenos me espere a la vuelta de la esquina
y se hunda mi mano en tu espalda y no soporte más tiempo esta distancia ni la línea quebrada que me impide alcanzarte, puedo:
porque siempre me encuentro en ti, cuando me busco.


indah

2 Comments:

Blogger Carz said...

Mejor vivir con esperanza que de ella.
Mejor vivir con recuerdos que de ellos.

Un abrazo

5:34 p. m.

 
Blogger indah said...

Seguro que tienes razón: cualquier cosa es mejor para quien no vive de esperanza y recuerdos.

No importa el desacuerdo, te regalo un poema de uno de tus escritores favoritos :)

Gracias, Carz.


CREPÚSCULO, ALBUQUERQUE, INVIERNO

No fue un sueño,
lo vi:

La nieve ardía.

Ángel González

11:13 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home