martes, agosto 08, 2006

Perseidas.



A veces me abruman la cosas cotidianas,
pero muy pronto,
-cuando Perseo y Casiopea retornen-
la voz del universo agitará mi sangre.
Volverá la magia al horizonte.
Lloverá, de nuevo, alas de mariposas niñas: alas de hadas.
La emoción se tornará abismo y aventura,
límite y frontera; señal y signo
y búsqueda, encuentro, transformación y entrega.

¡Ah!, la emoción!

Pidiendo a medias un deseo -murmurando tu nombre a medias-


Algunas veces, cuando me abruman la cosas cotidianas
(qué triste es esta muerte lenta que llamamos costumbre)
dejo, por un momento,
de ser dueña de mis hadas y de mis mariposas niñas.
Pero te quiero.


indah

15 Comments:

Anonymous isazul said...

las nimiedades del universo son maravillas que el alma humana a veces logra percibir

para hablar de ellas como lo hace tú

9:14 p. m.

 
Blogger indah said...

Gracias, isazul. Se bienvenid@.

9:43 a. m.

 
Blogger quantum said...

Porque eres estimulante, amiga indah, porque creo tener alguna afinidad contigo (Ah, y me gustó tu comentario a Carz sobre Willie Shakespeare), te escribo este pensamiento que se me ocurre a bote pronto:
lo cotidiano nos pesa y nos abruma porque se venga de nosotros, que no le reconocemos magia alguna. Pero la tiene: el amanecer es cotidiano, y las estrellas, todas ellas mágico abismo cotidiano. Y el misterio cuya explicación no dejamos de buscar. Hasta el silencio de Dios es cotidiano.
Disfruté con tu poema.
Recuerdos a Perseo.

8:08 p. m.

 
Blogger Isabel Romana said...

La mejor patria es la fantasía. Hace el mundo habitable, consérvala. Saludos muy cordiales.

7:43 p. m.

 
Blogger Marandua said...

hermosoooo!

9:23 p. m.

 
Blogger Capitán Alatriste said...

Todos tus escritos rebosan esa dulzura especial. Me encantan.

2:48 p. m.

 
Blogger Libelula said...

"qué triste es esta muerte lenta que llamamos costumbre"
Triste sin duda alguna.
Espero que pronto aquella muerte lenta se aleje de tí, y que conozcas prontamente la maravilla de estar viviendo un poco más cada día.
Saludos

4:32 a. m.

 
Blogger indah said...

Hola quantum :) Siento no haber respondido antes. Gracias por tu opinión, sí, tienes razón, nada debería ser cotidiano, ese calificativo proviene de nuestro estado de ánimo.

Le di recuerdos de tu parte a la Vía Lactea, espero que no te importe el cambio :))

Gracias, ne.

10:58 a. m.

 
Blogger indah said...

Hola, Isabel. Muchas gracias, opino como tú; y sí, trato de conservar la fantasía. No es fácil cuando ya se han cumplido los seis años :)) porque entonces la realidad va ganando terreno y hay que aprender a convivir con ambas, y a imponer los límites que hay que imponer a la realidad, a la fantasía, o a nosotros.

Se bienvenida.

11:03 a. m.

 
Blogger indah said...

Gracias, capitán, por tu visita, y por tus palabras.

Hasta cuando gustes :)

11:05 a. m.

 
Blogger indah said...

Uis...... sorry, marandura, este chisme se ha 'comido' una respuesta :))

Se bienvenida, y gracias por tu opinión. Muchas.

11:06 a. m.

 
Blogger indah said...

Ah, libélula, me encantan las que tienen alas de color azul :)

Es gratificante -al menos lo es para mí- que me recuerden que casi todos los estados de ánimo, y la mayoría de los sentimientos, son intrínsicos a los seres humanos. Suerte, además, que podemos compartirlos.

Gracias por tu deseo, sí, la costumbre podría ser sinónima de muerte prematura porque dejamos de maravillarnos de lo que nos rodea, nos acostumbramos a amanecer, a anochecer, a amar y ser amados. Dejamos de considerarnos un milagro, para asistir a la Vida como convidados de piedra.

Gracias, né, hasta cuando gustes.

11:16 a. m.

 
Blogger Mar said...

"(qué triste es esta muerte lenta que llamamos costumbre)"

Y no nos damos cuenta de que es demasiado cotidiana, deberíamos desahuciarla.

No pude ver esas Perseidas porque el cielo de Galicia estaba lleno de humo, pero les pedí todos los deseos, sí, porque ese día eran muchas y me dije que entre todas seguro que me los conceden.

Eres una "Xana" de las palabras.

Un beso, guajina.
Mar

5:55 p. m.

 
Blogger indah said...

¡Hola, Mar! A ver si consigo que esta maquinita vuelva a ser estable y me adentro por tu bahía. De momento anda algo enloquecida, quizá sea el calor, o quizá que 'piensa' que esta situación es la mejor para cansarme.

Espero que tu viaje, pese a la desgracia, haya sido como lo esperabas.
Pobre Galicia, pobres mis 'primines', qué terrible ha de ser ve que el fuego acaba con todo lo que has conseguido a base de años y de esfuerzo. Es difícil, muy difícil, no morir con tu tierra cuando ella muere. Y qué inconscientes somos, y qué inconscientes vivimos. Se han quemado ecosistemas enteros, ecosistemas que tardarán años en volver a renacer; se ha quemado la flora autóctona de las cuencas de los ríos; se ha quemado la fauna que vivía en ellas, y también los animales domésticos -pobrines, qué muerte tan horrorosa-.

Pero claro, peor fue lo que ocurrió con el petrolero. Y mejor no quejarse no vaya a ser que aparezca 'alguien' y te parta las piernas. Ya, ya sé que muchas personas pensarán que exagero. Al fin y al cabo es muy molesto siquiera pensarlo. Mejor permanecer al margen de todo lo que ocurre, mientras no nos ocurra a nosotros. Total.

Me alegra ver que estás bien.

puff, vamos con las letrillas

10:15 p. m.

 
Blogger quantum said...

La Vía Láctea es una vieja amiga
;-)

10:17 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home