viernes, julio 07, 2006

Haiku del Tiempo

Ay qué silencio
verde, dorado, blanco.
Colores, tiempo.

Con sus suspiros
monótonos y grises
disträe mi alma.

Tictac tictac, ¡chissss!
Se callan los minutos,
duermen las horas:

que no despierten
mientras tu pensamiento
besa mis labios.


indah

4 Comments:

Blogger Princesa Dariak said...

Susurro... (No quiero despertar el beso del tiempo detenido)

shhhhhhhh...

Me voy despacito, "en puntas de pie como una dorada Pavlova"-Ezra Pound-.
Mi saludo, una venia.

3:13 a. m.

 
Blogger Martin Bolivar said...

Un bello poema, escrito con síntesis y universalidad, lo puede entender todo el mundo. Éso es una obra de arte. Lindo blog, interesante, lo volveré a visitar cuando pueda.

4:47 p. m.

 
Blogger indah said...

Hola, princesa dariak. Me siento muy honrada por tu visita, y contenta de que no lo hayas despertado :)

Ah, Anna Pavlova, maravillosa, no me extraña que el solo de La muerte del cisne, fuera creado especialmente para ella.

Otro saludo para ti. Y hasta cuando gustes.

10:32 p. m.

 
Blogger indah said...

Hola Martín. Muchas gracias por tu visita y por tu opinión.

En alguna parte (post) recuerdo que coloqué una salita (fotografía :), para quien quisiera sentarse y descansar un ratillo. Me hubiera gustado más informal, pero me atrajó mucho el color azul.

Me alegra mucho saludarte.

Hasta cuando gustes.

10:36 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home