miércoles, junio 07, 2006

«Ayer no existió el mar»




Sólo me queda por cruzar este bosque de velas encendidas; sé que si atravieso sin perder el Norte, si no se desvanece mi sombra en ese contraluz, estaré a salvo. A salvo del dolor de la palabra escrita. Son ausencias. Cada palabra dicha sin ti es una ausencia. No es siempre, no, pero tiemblo cuando sin previo aviso muda su rostro el mar y el Poniente le pone a las olas un largo hilván de tristeza. Tiemblo cuando, como si fuera ciega, por sentirte, por saberte, palpo. Sin espejo para encontrarte, me queda la orfandad de este poema y quizá el instinto para soñar. Me queda el rumor de la mar, el horizonte -tan indeciso a veces- y aquellos viejos muros.

Junto al agua, prematura de harapos nací. Rojas mareas de sangre roja me bañan las cuencas, y allí, donde aún no terminan de ver mis ojos, la noche se llena de cadalsos. La oscuridad es un rito y se duermen sobre mi almohada tus sueños porque

«Ayer no existió el mar»

Y tú, que un día irrumpiste en mi recién estrenada adolescencia, te has eternizado en mí como una muerte lenta que no huye: me habita y rebusca entre los pliegues de mi memoria, y de mi piel, cada sí que no he pronunciado. Hablo por no oírla. Hablo a este trozo de papel, que como la tierral al cadáver me recibe y entierra mis palabras. Alguien debería llorar porque

«Ayer no existió el mar.
------- Desolados, los hombres
------------ miraban sin consuelo las ventanas.» (*)

y todos huían hacia el exterminio: hacia la noche oscura y abisal, celosa, cargada de silencios, repleta de acertijos, fría y transparente como el cristal que me persigue. No podrá alcanzarme porque no soy yo quien se detiene. Es mi infancia la que se para, y recuerda paisajes de invierno. Nada se puede contra la infancia ya vivida, ni contra esta necesidad de alargarme hasta acabar en ti.

Alguien debería llorar.


indah

(*)M.F.

2 Comments:

Blogger Capitán Alatriste said...

Hola Indah!
Este texto me ha parecido conmovedor. Un ritmo melancólico y triste que conjuga perfectamente con el "mensaje". Te lo habré dicho muchas veces a la sazón de los indahmacs pero es que me encanta la manera en que escribes es prosa poética tan característica. Tu blog ha sido un descubrimiento. Aquí tengo para entretenerme.
Gracias y besos.

8:55 a. m.

 
Blogger indah said...

¡Hola! :) "mi capitán" Me alegra saludarte también en esta nave, no muy grande, pero -creo- muy marinera. Estás en tu casa (así si perdemos el rumbo.... :) Y gracias por tus palabras.

4:17 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home