viernes, julio 15, 2005

El regreso






Volver a ti desde ti: devolviéndome, regresándote mi presencia, es lo que hago cuando me parece que te quejas de que estoy sin estar, o de que me demoro en ese espacio desconocido, en el que, sueles decir, me pierdo.

- «¿Dónde estas?»– preguntas-. «Siempre aquí»-, es mi respuesta, aunque aún estoy, lo sé, bajando esta larguísima escalera del faro que alumbra mi memoria de ti, mi esencial memoria de ti. Pero como te quiero, y me emociono cuando, presintiendo mis "ausencias", no puedes reprimir la débil protesta del amor, celoso del amor, sonrío, y con la punta de mis dedos que siguen recorriendo el contorno del faro: su interior de faro, su corazón de faro, te lanzo un beso para que no me añores mientras llego.



indah

2 Comments:

Blogger UMA said...

"me emociono cuando, presintiendo mis "ausencias", no puedes reprimir la débil protesta del amor, celoso del amor, sonrío"...entre el "bùscame" y "el regreso"...ya te siento mas Indah que nunca!(de S.Ocampo:Entre tus manos quedaré indefensa,
no viviré si no es para buscarte
y cruzaré el dolor para adorarte,

pues siempre me darás tu recompensa,
que es mucho más de lo que te he pedido
y casi todo lo que habré querido." Saludos, leerte es...ya te lo dije, un encanto!;)

10:14 p. m.

 
Blogger indah said...

Gracias, uma :) Siempre viendo lo mejor y dejándote atrapar por los textos. Ah, ya quisieran muchos buenos escritores lectoras como tú. Pero se lo tendrán que ganar, ¿verdad? Sí, así es. Que se lo ganen :).

Me alegra mucho que ya estés mejor.

9:21 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home