viernes, junio 17, 2005

A veces, es tan fácil





Hay días que es me fácil, incluso me es sencillo decirte cómo estoy. Son días que hablan de sí mismos, de ti, y de nosotros sin precisar de mí. Días que se describen sin el menor esfuerzo y sin ningún exceso. Días en los que, sin quererlo, de todo me descuido, o quizá sea que el alma se embelese. Días en los que, para estar contigo, no necesito más que cerrar los ojos. Son esos días en que mi pensamiento sólo escucha los ecos de la voz del poeta repitiendo una vez y otra vez :

«Tengo ....
necesidad de verte
esperanzas de verte
desazones de verte
........

tengo ganas de hallarte
preocupación de hallarte
certidumbre de hallarte
........

tengo urgencia de oírte
alegría de oírte.»


(Y es que... a veces es tan fácil:
tengo necesidad de amarte,
urgencia de besarte,
y también viceversa).


indah



6 Comments:

Blogger Joshua Naraim said...

(Y es que... a veces es tan fácil:
tengo necesidad de amarte,
urgencia de besarte,
y también viceversa).

sin embargo, también:

HAY DÍAS
que la soledad traspasa,
como un cuchillo helado.
Es entonces,
cuando se hecha de menos,
el calor de un cuerpo ,
al que abrazarse.
El lecho se hace ancho,
inmenso de soledad y de vacío.

Hay días,
que los magos pierden su magia,
a causa de la soberbia.
Es entonces,
cuando aprenden con humildad,
que los hombres,
aunque semejantes a los dioses,
nunca dejan,
hasta la muerte,
de ser humanos.

Joshua Naraim

2:26 a. m.

 
Blogger Carz said...

A veces, la mayoría de veces, no lo es. Al menos para mí

Saludos y «vicebesa»

2:17 p. m.

 
Blogger indah said...

Durante mucho tiempo el "soniquete" de "Viceversa" me tuvo amargada (hasta que escribí "A veces..."). Lo escuchaba a todas horas aunque era incapaz de recordar ni siquiera uno de los versos. Lo oía. Lo oía sin palabras. Algo similar como cuando oyes el golpeteo del yunque de unos martinetes que nadie cantase. El "tengo necesidad de esto y de esto, y de aquello", era para mí, parte -ni primera ni segunda ni de en medio, sólo parte- de otro de sus poema:

"Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos"
(...)

Esos "sos", sus "sos" me hacían cerrar los ojos, y sentir. Sentir como una caricia aquel "aprender como sos, quererte como sos". Y sonreír al llegar al final del poema:

"mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple
mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites"

No sé cómo se puede explicar, pero yo sentía que Benedetti decía algo tan sencillo y tan claro, tanto, que hasta yo podía decirlo porque era así –como lo explicaba él- como sentía yo. Y sabía que no era preciso que lo sientiera por una persona determinada: hay tantas a nuestro alrededor y en nuestra vida, Joshua, tantas; y tantas que quizá viven cerquita de nosotros, a nuestro lado... pero, ¿cuál es nuestra táctica, y cuál nuestra estrategia hacia ellas? Lo sé, nos negaríamos a ir por ahí diciéndole a todo el mundo: "mi táctica es mirarte, aprender como sos, quererte como sos...", y seguramente haríamos bien porque lo más seguro es que nos llevaran al manicomio :))) pero tampoco se lo decimos a quienes quizá lo están esperando. Nos da como reparo, como vergüenza, como si por decirlo descubriéramos nuestra debilidad. Y de tanto callarlo acabamos olvidándolo. Olvidándolos. Olvidándonos. Sí, porque:

"HAY DÍAS
que la soledad traspasa,
como un cuchillo helado.
Es entonces,
cuando se hecha de menos,
el calor de un cuerpo ,
al que abrazarse.
El lecho se hace ancho,
inmenso de soledad y de vacío.
(...)"

Eso es verdad. Y seguramente no depende de nosotros ni de nuestra palabras. Y vivirlo es durísimo.

Sin embargo: a veces... es tan fácil. Tan fácil :)

3:42 p. m.

 
Blogger indah said...

"A veces, la mayoría de veces, no lo es. Al menos para mí
Saludos y «vicebesa»"

:))

Por eso Dios, que es sabio, puso un alma femenina a vuestro lado (y digo alma femenina porque con la que hay formada hoy en Madrid, cualquiera dice una mujer :)))

Ah, por cierto, que se me olvidaba: y es que no quiero estropear tu magnifica colaboración, por eso lo digo aquí, con un

¡¡Caí, Caí, Caí, Oe oe oeeeeee!!

(Uís, que no, que no me he reído, bueno, sí, pero de mí. Madre mía. Ya no puede uno ni reírse, ni vociferar. Jo, pues... con la que se va a liar esta tarde en el estadio del Jerez como pierda el Cádiz, y no suba a primera. Tos'pa'la'carsel:))

4:22 p. m.

 
Blogger UMA said...

"mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos". Yo me quedo con esa, para esquivar el cuchillo helado de la ausencia, para quedarme en el escalòn de la eternidad, o por lo menos creerlo ;)

5:04 p. m.

 
Blogger indah said...

"mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos". Yo me quedo con esa

Magnífica para quedarse "en" ella, para olvidar lo malo, si acaso ha de olvidarse, y si no, mejor, mucho mejor. Quedarse en su recuerdo, porque sí, sin motivos, acaso sin pretextos. Simplemente, quedarse :)

9:27 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home