domingo, julio 10, 2005

DE LA INOCENCIA A LA LUZ



Los niños imaginan con facilidad las cosas que desean y no tienen.
Cuando en su madurez conservan esa facultad maravillosa,
se dice de ellos que son poetas o locos.

Joshua Naraim





(A Joshua
por unanimidad y aclamación de mis "poetas locos")



PLAN DE ATAQUE


Te recreaste despacio.
En los sentidos.
Despacio.
Muy despacio.
Suave como el zureo de las piedras
en el fondo del cauce de todos nuestros ríos.



MI ESCRITURA ME CONTIENE


Desvanecidas en la inercia cómplice del sueño,
yacen mis manos. Incendio nuevos paisajes: arde
viscosa, letal, la noche.

Y me pregunto. A media palabra del otoño de tu boca.
Pero no sé si quiero conocer la respuesta.



CUENTA CERRADA


Suicido recuerdos en mi memoria:
el tacto de tus manos esbozando,
apresurando -agitadas mareas, besos alisios-
la urgencia de mis labios por saberte,
y mientras me miras, uno tras otro
tus jugadores de campo
lanzan palabras al vacío: primera base, segunda;

y me precipito en el silencio de tu cuerpo.



STRIKE 1


Ah, pero si el bateador logra conectar
con la bola hacia el terreno de juego
se abrirá un gran abanico de posibles jugadas.



STRIKE 2


Y aún no me conoces.
Y aún me queda escribir huyo sin hache.
y grabar notas de sangre en el pentagrama de tu boca.



STRIKE 3


Aunque dé miedo precipitarse.
Aunque el corazón resista.
Aunque, sobre la arena,
sombra y luz dicten tu rumbo.
Aunque nadie me busque:
existo sólo en el doble fondo de tu cartera de piel marrón,



PORQUE SI LANZO CUATRO


avanzaré a primera base sin riesgo de ser eliminada,
y así, sobre el espejo, las sombras y las luces
mostrarán mi nombre.

Intactos tú y yo, dices.
Y el amor, pienso. Y la caricia de los tilos sobre la tierra espesa.
Creo.
Pero yo sé que la mariposa que un día se llevó el miedo
de mis ojos
se nutre de la luz y ocupa mi memoria,
mis huesos de mineral y musgo.



BASE (Short stop)


Me adentro, savia detenida,
por hallar dónde esconde su inocencia,
en la inocencia de la luz.

Me adentro.
Por alcanzar la infinitud de serlo.
(home run).


indah

8 Comments:

Blogger Mar said...

A veces, no. La inmensa mayoría de las veces, tus poemas me dejan sin palabras.

Y me adentro, sí,
me adentro para encontrar
no una infinitud sino una
micronésima afinidad
con tu inocencia y con ese don
incomparable
para dominar pronombres y adjetivos, fonemas imposibles.

Me niego a hacerte las croquetas.
Jo, }:(

Ya conocía este poema, como muchos de los que hay en este blog, pero siempre que te leo te descubro de nuevo.

¡Ah! Mañana es el fallo... qué nelvios :-)
:******

5:53 p. m.

 
Blogger Joshua Naraim said...

Graciñas (gracias con matices melosos) pola tua dedicatoria a ti y a tu cohorte de poetas locos.

La lectura de tu poema, querida Indah, me lleva de la inocencia a la oscuridad. Alcanzo a apreciar la belleza del poema, pero no logro percibir ni siquiera intuir o adivinar lo que se esconde debajo de sus letras. Este poema como el béisbol –deporte que desconozco- me desborda, necesitaré de un guía o un traductor que me ayude a descifrar sus claves, sus reglas, sus estrategias y sus entresijos.

Cachis en los mengues :), vaya día para que la neblina invada mi bola de cristal

8:57 p. m.

 
Blogger indah said...

Gracias por adentrarte, Mar (aunque te niegues a hacerme las croquetas y me muera de hambre :)

Y sí, seguro que conoces casi todos los poemas por no decir todos, que puedan aparecer aquí: este año ha sido duro y creo que la lógica y los numerillos han podido -de momento- con la poesía. A ver si consigo olvidar todo lo aprendido y hacerle sitio :))

Sí, hoy era el fallo. Bueno, yo siempre recuerdo lo que dice faber :)


¡Ah!, y felicidades por tus seis meses de ex-fumadora. Estaba segura de que lo conseguirías. Es estupendo. Estupendo. Con lo que has ahorrado, casi te puedes permitir un viajecito a China :)))))

6:46 p. m.

 
Blogger indah said...

Lo más difícil de este mundo es comentar poesía; comentar un poema es muy complicado; si lo comentas, mal; si no lo comentas, peor; si lo quieres clarificar, mal; si lo quieres oscurecer, peor. Más o menos, ayer mismo se lo escuché decir a –no recuerdo el nombre- alguien que hablaba del nuevo poemario de Almudena Guzmán. Almudena Guzmán tras escribir y publicar su primer libro de poemas antes de cumplir dieciocho añitos, y luego, publicar casi un bestseller, un poemario bastante polémico –dada la época- que seguro conoces: “Usted”, me hace sonreír recordar algunos de sus poemas, ha debido costarle gran esfuerzo sobreponerse al éxito. Suele ocurrirle a muchos autores, decía quien comentaba, quizá por eso han pasado siete años entre el anterior, y la publicación de su nuevo libro “El príncipe rojo”. Esto viene, Joshua, a que no soy capaz de explicar De la inocencia a la luz, ese poema discontinuo y bien oscuro, es cierto, ni aún siendo mío. Lo escribí un día que uno de mis “niños” –79 años (confesados)- aprovechó las explicaciones que nos daba sobre béisbol otro jovenzuelo para ir tomando posiciones, strike tras strike, hasta alcanzar la base :), aquella en la que esperaba una señorita que rondaba los setenta años, y que sabiéndose observada, por arte de magia o del juego, recuperó su coquetería (si es que alguna vez la había perdido :). Creo que traté de explicármelo a mí misma: impresiona ver cómo dos personas a quienes hay que ayudar en ocasiones para según qué cosas, pueden en un momento determinado comportarse como dos críos.

Bueno, pero como tú y Mar me habéis dado muchaaaaaaa envidia, y yo no pienso ser menos :), hoy pondré: Búscame.

Jo, y con el trabajo que me ha costado encontrarlo (quizá por eso se llame así :) ni toco una coma ni un punto ni un nada, tal y como está (ojalá no sea el borrador), lo copio, que si me descuido no tengo tiempo para responderos.

Por cierto, me encanta tu "cachis en los mengues" :)))

7:06 p. m.

 
Blogger Mar said...

Venga, mujer, te haré las croquetas y unos buñuelos rellenos de crema :-)))

Por cierto ¿qué dice faber? Imagino que algo parecido a que los fallos no son lo que importa ¿eh? Aún no sé nada, así que... puff

Y lo de los seis meses de exfumadora, tú llevas más, campeona. La verdad es que se vive muy bien sin humos :-)))
En cuanto a los poemas... tu también conoces todos los míos, se te habrán escapado dos o tres, como mucho así que, podemos darles otra vuelta de tuerca para mejorarlos, que a algunos les hace buena falta y sabes que yo soy perezosa para corregir.
Y con está caló... 41º en Madrid

:****

3:32 p. m.

 
Blogger indah said...

Faber decía, imagino que sigue diciéndolo, que hay que presentarse a premios en los que únicamente se gana reconocimiento, quizá algo en "especies", y la gratitud (tuya, claro, que también has de ponerla), pero ni un euro.

Ya ves, como si la niña nos hubiera salido una poeta regularcita :) Pero ella tiene razón, Mar, los escritores que ya han recibido los reconocimientos pertinentes para rellenar su curriculum, sólo se presentan a premios en los que se gana pasta, cuanto más, mejor :)

Qué ricos: buñuelos rellenos de crema... ais, por Dios

3:19 p. m.

 
Blogger M. said...

"se
requiere
de mucha
desesperación
insatisfacción
y desilusión
para
escribir
unos
pocos
buenos
poemas.
no es
para
todo mundo
ya sea para
escribirlos
o siquiera para
leerlos"

8:41 p. m.

 
Blogger indah said...

Así es.

Cuando leí ese poema de Bukowski pensé que tenía razón; aunque no siempre la tuviera quizá porque él mismo olvidaba lo que decía en ese que has copiado. Gracias por recordármelo :)

8:52 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home