miércoles, mayo 25, 2005

Regiones Imposibles





(Bienvenidos mis dos locos e intrépidos exploradores)

Se nos conceda el temblor
del náufrago.
Nos sea permitido el privilegio
de describir sólo regiones imposibles.
Antonio Aliberti




¿Fue la noche que desvió tu rumbo, o fue la brisa, caricia repetida
en cada rama, o fue destino o fue presentimiento; o fue la hiedra blanca
(como nácar ) quien enredó entre tus dedos mis cabellos?

¿Fue fragmento efímero de un sueño el gozo abstracto de quererte?

(Embarranqué en tu amor: yo buscaba tu alma, sólo eso,
y huyendo de lo fácil, lo sencillo -mis manos sin armar sólo eran olas-
conquistaron tu tierra palmo a palmo. Fue pleamar morir junto a tus labios.)

La luz que me cegó -estoy segura- venía de tus ojos:
te vivía, día tras día, en cada ser, en cada cosa, y vela abierta al viento
-sólo vela- ave marina cóncava, convexa, mis dedos por tus sienes navegaron

(tenía fiebre el agua: abrasa, y brillaban -levísimas brillaban-
las estrellas.)

¿Fue la ternura ciñéndome los hombros con tus besos
-sin condiciones rendidos nuca y cuello-
o ser sólo poema, o ser metáfora o ser, únicamente, verso?

Se me apagó la voz en un silencio de pleamar, de verbo:
amar, amarte, amarnos

(y estábamos tan cerca, tanto, tanto, que rozó tu miedo de perderme)


Nos buscamos el alma -sólo eso- y no sé cómo:

«se nos concedió el temblor
del náufrago.

y Nos fue permitido el privilegio
de describir sólo regiones imposibles».

indah

4 Comments:

Blogger UMA said...

"pude arrastrarte a mi, con la màgica luz que sòlo emanan
los enamorados..."

El vèrtigo nos embarga...
-Hasta me diò ganas de enamorarme de nuevo;)!!-saludos desde mi inviernìsimo marplatense-

9:01 p. m.

 
Blogger Joshua Naraim said...

Sólo los locos viajan más allá de la razón, si triunfan le llaman genios, si fracasan pirados, pero tambien existen los "funambulocos", que viajan sin red, en las fronteras de la vida, en esa cuerda floja que se tiende en el vacío y que une la razón y la locura, produrando mantenerse en equilibrio y alcanzar su horizonte inalcanzable de armonía.
Encantado de morar en tus bahías
Joshua Naraim

Enamorada en secreto detrás de tu sonrisa
Desnuda las palabras de amor
Descubren tus senos y tu cuello
Tus caderas y tus párpados
Descubren todas las caricias
Para que los besos en tus ojos
Te muestren en toda tu estatura.

Paul Éluard
Versión de: Manuel Álvarez Ortega

9:58 p. m.

 
Blogger indah said...

"El vèrtigo nos embarga...
-Hasta me diò ganas de enamorarme de nuevo;)!!-saludos desde mi inviernìsimo marplatense-"

Gracias, uma. Gracias, por tus comentarios siempre tan cariñosos. Y sí, dan ganas de enamorarse, pero el amor es un sentimiento tan puro, tanto, que, gracias a Dios, es ajeno a nuestra voluntad. El sentimiento que nace de las "ganas que tengamos de enamorarnos", no es, en mi opinión, sino una pura ilusión que rara vez llegará a buen puerto. El resto de las veces... hmmm... sí ¿a qué negarlo?, el resto de las veces ni siquiera podremos recordarlo como algo que fue bello porque, casi seguro, nos hará mucho daño. Gracias, né.

8:52 a. m.

 
Blogger indah said...

"Para que los besos en tus ojos
Te muestren en toda tu estatura."
Paul Éluard
Versión de: Manuel Álvarez Ortega.

No sé quién es Manuel Álvarez Ortega -mi incultura está llegando a ser preocupante-, pero su versión es muy hermosa.

Y ojalá fuera así. Ojalá yo pudiera decir que la palabra (de amor :) jamás me va a taicionar, sino que siempre será como el más exquisito de los fotógrafos que, por ser el mejor, únicamente va a permitir un "desnudo" artístico: el del espíritu.


(Jo, Joshua, yo soy quien ha de agradecer que "mores en mis bahías" :)

9:18 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home