lunes, mayo 23, 2005

Negro sobre negro

In Memoriam
(Shaima Rezayee)









Hoy escribo negro sobre negro:
papel negro, tinta negra,
porque no quiero que me descubras
ni que descubras mi esencia.
Y es que hoy no hablo de mí, ni siquiera por mí,
hablo por otras.
¡Ay, si descubrieras que soy mujer!


Sí. Negro sobre negro
(ay, si me descubrieses)
porque te afanas en espiarme,
y en leer entre líneas,
y como si las palabras estuvieran escritas en mis manos,
me las atas,
y me amordazas con un velo para callarme,
a mí, ¡que sólo soy silencio!


Y mientras me ocultas,
y yo te oculto mis ojos y mi boca,
y te escondo mis sueños, y te hurto mis lagrimas
-no vayan a ser ellas las que me delaten-,
me ahogo -me ahogas- entre cláusulas e imposiciones,
y entre vidrios oscuros me encierras.
Pero yo sueño. ¡Sueño!
(sueño: vidrios rojos, vidrios verdes)
cuando mi espíritu quiere ser libre.


Como la noche, negro sobre negro,
me escondo de tus manos
y de ti, de ti, ¡me escondo de ti!


Y porque no quiero que me descubras
-ni en mis hechos ni en mis pensamientos-,
hasta mis suspiros te oculto,
y de mi sonido te privo,
no vaya a ser que te corrompa.


Y yo, que soy mujer -sólo por eso-
oculto mis ojos, mis manos y mi alma
y envuelta en mi sudario,
me vuelvo grito, tan sordo como tú,
bajo la burka.


Hoy escribo negro sobre negro:
papel negro, tinta negra,
para que nadie pueda descubrirme
(¡ay si me descubrieras...!)
ni puedas leer estas palabras,
ni pueda leer esa palabra
que tanto me avergüenza:
talibán.



indah

1 Comments:

Blogger Carz said...

Nada, ni tradición, ni cultura, ni patria, ni religión, debería servir de escudo a la injusticia.

Verdaderamente me desespera ver que la incultura de muchos es el vehículo propulsor y el sustento de la ceguera de unos pocos.
Verdaderamente hoy, después de ver que en Afganistán nada ha cambiado, me siento humanamente derrotado ¿hasta cuándo el maltrato en masa?

8:41 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home