viernes, agosto 01, 2008

De lo diario



----------------------------------- Yo lo sé.
----------------------------------- Pero existes.
-----------------------------------Y lo sé.
-----------------------------------Saberte me resulta inevitable.
----------------------------------------------- R_Calle


Con la distancia usual.
Con la distancia casual.
Con la distancia discreta. Con distancia.

Así, y con el simbolismo de la fórmula,
donde el engaño es siempre anterior,
busco, frente a la acomodaticia y fastidiosa
aquiescencia de los hechos,
la simplicidad del pensamiento abstracto
(y qué lento; y qué implacable el tiempo
y qué cansina y siempre igual manera de morirse).

¿Sabes, amor mío?, hay muertes que renacen al primer desafío,
que vuelan como las aves que posaron en mí el plumón más suave de sus alas:
aquellas que, con sus finas garras, horadaron mi tiempo, ¡ay!:
habría de ser faquir, y serían profundas mis heridas.


Lo sé. Yo lo sé
y porque «saberte me resulta inevitable»
(te amo tanto)
me gustaría decírtelo como si dijera, únicamente, que te amo.
Mas empiezo a creer que nunca se puede probar nada:
y qué exhaustivo, qué doloroso ejercicio de imaginación.

Necesito que existas.
Que no cambies.

indah

2 Comments:

Blogger Carz said...

Pues cierra los ojos para probar el teorema.
Y cierra los ojos para degustarlo:
un sabor a gaviotas y a salmones en pozas tan transparentes como frías y hechiceras.

La terquedad no cambia. Tampoco la memoria.

Un levante despliega las venas.

Un beso.

8:04 a. m.

 
Blogger indah said...

"Pues cierra los ojos para probar el teorema.
Y cierra los ojos para degustarlo:
un sabor a gaviotas y a salmones en pozas tan transparentes como frías y hechiceras.

La terquedad no cambia. Tampoco la memoria.

Un levante despliega las venas.

Un beso."

Lo haré : ) Gracias. Muchas.

indah

2:00 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home