lunes, mayo 19, 2008

Tormenta


Qué avaricia, pienso:

nada dejó a su paso que fuera tuyo y mío.

Deseaba saberte; deseaba saberte más adentro (sí, más adentro)

pero hasta el saboreo de sentirme

y de saberme amada en tu silencio, se ha llevado.

A mis pies, dibuja la tierra el último aguacero.

Pasa la lluvia. Todo pasa. Pasan las palabras, las miradas,

las palabras, las lágrimas,

y aunque más añil y más mía

conservo la dicha de haberte amado así, como te amo,

y aunque de nuevo oigo mi nombre, me demoro:

ansío hallarte en su último aleteo,

pero ellos -los pájaros-, como tú, como yo, olvidaron su vuelo.


indah

5 Comments:

Blogger f g m said...

fantástico

ahora que en el tintero estamos hablando de pájaros

-recordándote-


recordarte es un placer

----comparable a volar

6:48 p. m.

 
Blogger manuel said...

Los pajaros siempre regresan del olvido, igual que las golondrinas retornan al nido que construyeron bajo el alero de tu ventana, llena de geranios de flores rojas que estallan en primavera, cuando en la mañana te asomas, a ver al halcon cortando el cielo.

Bella tormenta. Un beso y una flor. Manuel

10:16 a. m.

 
Blogger f g m said...

que pases de mi, pase

-valga la relegancia-

pero de Manuel?

-de los manueles nunca se pasa...!

jamiah


-mac-

2:37 p. m.

 
Blogger indah said...

"Los pajaros siempre regresan del olvido, igual que las golondrinas retornan al nido que construyeron bajo el alero de tu ventana, llena de geranios de flores rojas que estallan en primavera, cuando en la mañana te asomas, a ver al halcon cortando el cielo.

Bella tormenta. Un beso y una flor. Manuel".

Ay, Manuel. No había leído tu coment, guajín. Soy un desastre, si bien, mi caos existencial, no atañe a los afectos, gracias a Dios.

Tienes razón: los pájaros siempre regresan del olvido -cachis, qué bonito y poético-, para muestra, precisamente, tus afectuosas palabras. Gracias. Muchas. Cuánto me alegra saber de ti.

indah

11:58 a. m.

 
Blogger indah said...

Hmmm... No paso de Manuel, ¿cómo voy a pasar? Ni caso, Manuel, no le hagas ni caso. Es muy travieso: le divierte ruborizarme.

Ay, no sé si darte las gracias por tu primer coment, o darte un capón por el segundo, asi que más vale que te alejes de la pantalla
: )) por si las moscas (ya sabes que alguna tiene la mala costumbre de volar por las cúpulas)


bt/qc

indah

12:03 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home