miércoles, marzo 19, 2008

Real. Y Real

Me ha gustado el comentario de Carz, no sé cómo se las arregla, pero siempre me hace pensar.

Le hubiera dicho, por ejemplo, que aunque hay líneas y líneas, alguna, a veces, resulta más decidida. Mejor dicho, y esto no podríamos aceptarlo así como así si tuviera vida -que no la tiene-, más honesta. Por eso es capaz de recoger y conservar de forma natural e incondicional.

Le hubiera dicho (bueno, le hubiera amordazado para poder decírselo), que hay líneas paralelas y perpendiculares y curvas y rectas y cortas y largas; y quebradas.

Y poligonales.

Y hasta poliédricas.

Infinitos puntos condenados a no alcanzar jamás un destino al que llamar fin. Y es que, le hubiera dicho también, han nacido con un pecado original que, como de costumbre -ya sabes- deberíamos pensar si fuéramos lógicos, no es culpa suya ("que no es su culpa", se dice en mi tierra). No sé si habría que entrar en intimidades. Decir que tras distinguir los números que componen la recta real en tres categorías: (naturales, enteros y racionales), podría parecer que ya hemos terminado su clasificación, ¿no es, acaso, íntimo?

¿Decir que no, que aún no. Que aún quedan "huecos" por rellenar en la recta de los números reales: de ahí los números irracionales, ya sabes -le hubiera dicho-, aquellos elementos de la línea recta que cubren los vacíos que dejan los números racionales, no es acaso, demasiado íntimo?

Porque, qué decir de ésos. Ésos, sí. Esos elementos de la recta real que no pueden expresarse mediante el cociente de dos enteros y se caracterizan por poseer infinitas cifras decimales que, para colmo, no siguen un periodo definido, ¿sólo que de ese modo puede definirse número irracional como decimal infinito no periódico?

Vale. Lo reconozco. Reconozco que no me ha sido sencillo aprobar ampliación de matemáticas, y también reconozco, y eso que, creo, estoy un poco harta, que todo lo anterior no eclipsa el tacto de la arena que, iba a decir, es tan real como el sentimiento. Pero tratándose de numerillos, me temo que (te) estaría concediendo demasiada ventaja.

Real. Y Real. ¿Quién da más?

2 Comments:

Blogger Carz said...

Pues podríamos dejar la línea y pasar al plano... pufff, pero resultaría demasiado "complejo".

Y allí no se puede establecer una relación de orden total.

Complejo, como la vida misma.

Un beso.

2:22 a. m.

 
Blogger indah said...

Pues podríamos dejar la línea y pasar al plano... "

¿Con lo favorecedores que son los zapatitos de tacón? Bueno, vale, depende de la estatura de cada cual...

pufff, pero resultaría demasiado "complejo".

:)))

"Y allí no se puede establecer una relación de orden total."


No se puede, no se puede... Ya sabes que yo soy liberal : ))

"Complejo, como la vida misma."

Síp, es el problema del conjunto de los números K: que son una kk.

¡Uís!



Un beso.


Gracias.

3:05 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home